placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Venezuela: El gobierno de Hugo Chávez da fondos a los republicanos

Por Gerardo Reyes, El Nuevo Herald

Mientras el presidente Hugo Chávez se liaba en batallas verbales con funcionarios del Departamento de Estado, su gobierno contribuyó en el 2002 con el Partido Republicano en Estados Unidos a través de Citgo, subsidiaria de Petróleos de Venezuela (PDVSA), según documentos consultados por El Nuevo Herald.

El mes pasado PDVSA firmó dos contratos de cabildeo y asesoría legal con firmas de Washington y en octubre con Patton Boggs LLC, este último por $1.2 millones.

Las contribuciones políticas y la campaña de lobby son nuevas señales de lo que algunos analistas perciben como un doble discurso de las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela.

Retóricamente, dicen ellos, es una relación agresiva, pero en la práctica parece más pragmática por parte de Venezuela como de Estados Unidos.

''Es la dualidad a la que juega Chávez porque él sabe que las revoluciones no viven sin plata y conoce la debilidad de los americanos'', dijo María Teresa Romero, politóloga de la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Central de Venezuela.

Al mismo tiempo, destacó Romero, el gobierno de Estados Unidos continúa en su posición de ''wait to see'' (espera para ver qué pasa) que impuso el ex embajador John Maisto.

Citgo entregó $15,000 al Comité Republicano Nacional el 27 de marzo, dos semanas antes de un fallido golpe de Estado contra Chávez en el que, según el mandatario, habrían participado organismos de inteligencia del gobierno del presidente Bush.

Los registros muestran que Citgo, una próspera empresa con sede en Oklahoma, también contribuyó con el Partido Demócrata ese año con un cheque de $5,000, de acuerdo con los registros de aportes electorales. Para la fecha de la contribución a las arcas republicanas, el presidente de Citgo era el ex general Oswaldo Contreras Maza, uno de los hombres de confianza de Chávez en el mundo de la industria petrolera, nombrado en ese cargo por el propio presidente en el año 2000.

''En esa época la retórica [entre los gobiernos de Venezuela y el de Estados Unidos] no era confrontacional'', explicó la portavoz de Citgo, Kate Robbins, al preguntársele sobre la justificación del aporte.

Las noticias de la época muestran otro panorama. En ese momento Chávez ya había lanzado una fuerte diatriba contra Bush por el bombardeo de Irak a lo cual el presidente estadounidense respondió con la petición de que Venezuela no fuera convocada a la reunión de los países andinos en Perú, el 23 de marzo.

Robinson explicó que Citgo está revisando su política de aportes electorales y destacó que desde el 2002 no se ha hecho ninguna.

En el campo de cabildeo y asesoría legal, PDVSA contrató a las firmas Shearman & Sterling LLP y a Venn Strategies para interceder en un litigio ante Overseas Private Investment Corp. (Opic), una corporación del gobierno de Estados Unidos que ofrece pólizas de riesgo político para promover inversiones de empresas estadounidenses en el exterior.

El litigio surgió luego de que el gobierno del presidente Chávez canceló abruptamente una alianza estratégica que mantenía con la compañía estadounidense Science Applications International Corp (SAIC). La firma tenía bajo su responsabilidad el manejo de los sistemas de computación de PDVSA.

El motivo del rompimiento citado por el gobierno de Chávez fue que SAIC saboteó el sistema de informática durante la huelga que paralizó a PDVSA a finales del 2002 y principios del 2003.

SAIC argumenta que el gobierno venezolano expropió activos de la empresa y por ello exige el pago de $50 millones por concepto de pagos no cancelados.

Thomas B. Wilner, de Shearman & Sterling, explicó a El Nuevo Herald que el trabajo de su firma es básicamente legal pero que está registrado como cabildeo porque abarca también la visita a algunos miembros del Congreso. Wilner dijo que no tiene información sobre el monto que ha recibido la firma por parte de PDVSA.

En una decisión preliminar del mes pasado, OPIC sostuvo que, después de la experiencia con SAIC, es altamente probable que no extienda más pólizas de riesgo político a las empresas interesadas en invertir en Venezuela.

En los gobiernos anteriores al de Chávez, PDVSA contribuyó con los partidos Republicano y Demócrata. En 1997 donó $30,000 al Republicano y en 1996 entregó 91,400 a los demócratas y $97,050 a los republicanos.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder