placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

La trampa esta en la máquina

Jorge Olavarría | Historia Viva |

Especial para El Nacional, 15 de junio 2004 | Inquieta leer y oír las declaraciones publicas de algunos voceros de la oposición que llevan a pensar que los peligros del sistema automatizado de votación, son fácilmente perfectibles y que superados, su pulcritud quedara asegurada. Este es el caso de Nelson Rampersad, abogado defensor de la llamada verificación en caliente’ y de los técnicos de SUMATE Roberto Abdul y Alexander Alcalá. El pasado domingo, en base a las declaraciones de estos técnicos , el sagaz periodista Roberto Giusti hizo que El Universal titulara en primera pagina que la “Verificación de papeleta impedirá el fraude” Esto es falso. La verificación del escrutinio con las papeletas producidas por la maquina, no impide el fraude; por el contrario, es parte de la maniobra fraudulenta que se esta montando con la tacita aquiescencia de la oposición.

La papeleta no refleja el contenido de la memoria de la máquina. Lo que esta muestra la pantalla o lo que imprime en papel térmico puede ser o puede no ser lo que la maquina guarda en su memoria. La maquina puede ser programada para llevar una doble contabilidad que la haga imprimir una cosa; guardar en su memoria otra; escrutar otra y trasmitir otra. La contratación del escrutinio final de la maquina con los papelitos que se pide sean depositados en una urna no significan nada y de nada servirán. Nada asegura que la data transmitida sea la misma o sea otra y que en el camino o su destino sea modificada. En el lugar de la votación en la atmósfera caliente que es de esperarse no se podrá verificar que lo que se transmitió y lo que se recibió y se procesó en los centros intermedios y en su destino final sea consistente y uniforme.

La maquina tiene una triple función : sirve para: 1) votar 2) escrutar 3) trasmitir sus datos. Cada uno de esos pasos, puede ser programado para 1) recibir y certificar en el papel que imprime un voto afirmativo o negativo tal y como se produjo; pero almacenar en su memoria algo distinto 2) escrutar y contabilizar los votos y hacerlo correcta o incorrectamente pero imprimirlo correctamente 3) transmitir el escrutinio en la forma como se le programe hacerlo y no como en realidad fue. La maquina y su programa puede incluso recibir por la misma vía que envía la información, instrucciones para hacer como le convenga a quien tenga la facilidad y la experticia de dar esas instrucciones desde un lugar muy distante.

El escrutinio ‘en caliente’ de las papeletas no impide el fraude, no garantiza su pureza y su contraste no prueba nada. Para empezar, la automatización se hace para la celeridad de la votación, del escrutinio y de la transmisión de los resultados. Si se debe esperar el conteo manual de unos papelitos y su conciliación exitosa con el escrutinio de la maquina, se tendrá lo peor de ambos sistemas, y aun cuando esto se haga, este seguirá expuesto a la manipulación fraudulenta de quien lo pueda hacer, sin los controles intrínsecos al sistema manual.

Sospecho que tras un forcejeo la verificación “en caliente” que a nombre de la Coordinadora pide Rampersad y a nombre de SUMATE apoyan Abdul y Alcalá, va a ser aceptada, Pero la llamada verificación en caliente’ no será ni puede ser condición para la transmisión de los datos, pues solo se aceptara como medio para la verificación posterior al anuncio de los resultados, nunca como condición

Transmitidos los datos, recibidos y procesados como van a serlo por el CNE, estos van a ser informados de inmediato al país, pues van a ser favorables a Chávez. A las 7 de la noche del próximo 15 de agosto el CNE, va a anunciar que no se llegó al numero de votos exigidos para revocar el mandato del Presidente Chávez. Si el volumen de asistencia es muy grande admitirán que se superaron los 3.7 millones de votos obtenidos por Chávez en julio del 2000 pero que los votos ratificatorios los superan, y en consecuencia, el mandato quedará ratificado. A eso le seguirán cohetes, caravanas, manifestaciones algarabías y en algunos lugares actos de violencia, de los cuales será acusada la oposición oligarca y golpista.

Mientras esto sucede en Caracas, en Guasipati y Guiria, en Cumaná y Mérida, en Santa Maria de Ipire, y Casigua del Cubo, en Antimano Caucagua, en Guarenas y Catia, se estarán contando los papelitos termoquímicos que con tanto manoseo terminarán por hacerse ilegibles. Por supuesto, los votos del municipio Chacao, van a ser abrumadoramente favorables para revocar a Chávez, y las maquinas de esos centros van a funcionar con absoluta corrección, y no van a tener discrepancia con lo que se publique. Es gravísimo que se confiese que no se conoce el código fuente de las maquinas y sin embargo se afirme que la verificación de la papeleta impedirá el fraude. Las respuestas ‘sí’ o ‘no’ a la pregunta es un asunto básicamente irrelevante, que solo la estupidez magnifica y hace de ello punto de honor.

En el debate sobre la automatización, se están mezclando asuntos complejos y graves con asuntos simples y banales. Es deliberado. Este es el caso de la pregunta. Sin duda, el articulo 72 de la Constitución esta redactado de tal forma que la pregunta debe referirse a la voluntad asertiva o negativa del elector de revocar el mandato electoral del funcionario sometido a referéndum. La lógica jurídica indica que la respuesta asertiva (si) debe ser para quienes están a favor de la revocación de su mandato y la negativa (no) para quienes están a favor de su ratificación.

Plantear la pregunta en términos de ratificación y no de revocación, es lo que debe esperarse del truculento Dr Brito, consultor jurídico del CNE. Ello iría directamente en contra de la letra constitucional. En el fondo, da lo mismo. Lo importante es que una respuesta revoque el mandato y la otra lo ratifique. La revocación podría con color azul y la ratificación con el rojo. Pero este debate es necio, de necios y para necios, pues da.

El asunto del código de fuente de la maquina no es asunto necio, ni materia para necios. Sin embargo, conocer del código de fuente por si solo, tampoco garantiza nada. Pueden entregar un código fuente perfecto y luego instalar otro y nadie se dará cuenta. Mientras tanto, pasan los días y lo fundamental pasa desapercibido. Y lo fundamental es un reglamento que obligue a someter todas las maquinas con sus sistemas instalados a pruebas, tras lo cual, las maquinas deben precintadas.

¿Cuándo, como, donde y por quienes se probaran las maquinas? ¿Quien guardará las maquinas probadas y precintadas? ¿García Carneiro? ¿Cómo se resguardaran? ¿Quién las transporta? ¿Quién las instala y quien rompe los precintos y las pone en marcha? ¿Cual será el grado de acceso que a todo lo que compromete la fidelidad y pureza de las maquinas y del sistema de transmisión y escrutinio y conteo final tendrán los partidos, y las misiones de la OEA y de la Unión Europea? Esto es lo que yo quiero oír debatido y plasmado en un reglamento. Pero el código fuente del sistema para el referéndum, más trascendental de la historia de este país, no está listo. Esto solo es garantía de desastre. Los problemas, ‘bugs’ de los sistemas norteamericanos, producidas por empresas con muchos años de experiencia y mas que perder Smartmatic, lo demuestra.

La maquina debe enviar vía CANTV sus datos. Y por la misma vía puede recibir ordenes. Dependiendo del método y protocolo de comunicación, los datos pueden ser enviados por la maquina a Norcorea, a Miraflores o a la casa de al lado, y allí alterarse y reenviarse en nanosegundos. La encriptación no ofrece protección, porque por una parte pueden enviarse "protegidos" datos ya alterados y por otra no hay manera de protegerlos contra un hacker competente. Y el CNE y el gobierno tienen las claves de acceso que la oposición no tendrá.

La idiotez de la auditoria en caliente’ pregonada como la clave de la pulcritud del asunto y proclamada por el errado titular de El Universal, como tal, no aguanta el menor examen. Cualquier método manual de corroboración de los resultados, arropado por la celeridad con la cual se darán resultados favorables a Chávez, es una burla. Mientras las brigadas electorales del chavismo se lanzan a la calle para celebrar el triunfo de la ratificación de Chávez, la oposición estará contando papelitos degradables. El fraude de las maquinas es un hecho que la actual gaferia bobalicona de la oposición va a hacer posible si sigue así.

Se puede demostrar a la opinión pública lo fácil que es el fraude automatizado ¿Por qué no se hace? Se puede hacer una demostración de la facilidad de un fraude electrónico, usando las mismas maquinitas ‘vende-paga’ reencauchadas que ofrece SBC. ¿Quieren hacerlo? Yo me comprometo a hacerlo. ¿Por qué no lo hacen? Cierto, desacreditar el sistema automatizado mas de lo que ya lo esta, puede dar al traste con el referéndum. Pero no hacer lo que hay que hacer para desmontar el fraude, puede llevar a la aceptación ingenua de lo que llevará a la ratificación fraudulenta pero indemostrable de Chávez, si se santifica y tolera la trampa que esta montando, con declaraciones bobas.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder