placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Fuertes dudas sobre la salud mental de Fidel Castro

Editorial | INFOBAE

MARTES | 12 de julio de 2005 | El dictador participaba en un programa de televisión cuando olvidó lo que estaba diciendo y se enojó con el conductor y la producción por haberlo interrumpido.

Desde hace mucho tiempo se especula en Cuba con la salud de Fidel Castro. Pero en las últimas horas su aparición pública en un programa de televisión en la isla pareció confirmar los rumores. Lo mostró perdido y hasta molesto cuando se cortó una comunicación telefónica.

El dictador participaba de un panel en el que se analizaba el impacto del huracán Dennis, que había provocado serios destrozos en la isla, cuando el conductor del programa le avisó que tenían una comunicación con una periodista que resportaba desde el lugar por el que había pasado la tormenta.

Fidel, de 79 años, recordó que por esa zona habían ingresado "los mercenarios" y un movimiento detrás de cámara, avisando que la comunicación se había cortado, lo distrajo y provocó su enojo. "Me cortan la inspiración", protestó Castro, muy molesto con los periodistas. "Ya me han interrumpido tres veces cuando venía contando lo que ocurrió con los mercenarios".

El animador sólo asentía ante las palabras del líder cubano, que también retó a su colaborador. "Ernesto, te sientas por favor", le pidió, perentorio, a uno de sus asesores.

El programa avanzó y un experto en tormentas explicó el fenómeno del huracán y cómo se forma este tipo de tormenta. Fidel lo interrumpió para explicar que cuando hay zonas de baja presión se generan las condiciones para estas tempestades.

Pero lo que más sorprendió fue que no supo identificar el fenómeno de marea y olas en el mar. "¿Las olas van por arriba?", preguntó, y el experto en meteorología se vio obligado a explicarle que sí.

Las especulaciones sobre su salud, la seria caída que sufrió el año pasado luego de pronunciar uno de sus interminables discursos y sus lagunas en la memoria aparecen como síntomas del inexorable paso del tiempo, para quien hace más de 40 años mantiene el poder con rigor de hierro y se opone a la democracia.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder