placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Votar Nulo o como jo-robar al CNE

Por Olga K

2 Agosto, 2005 | Sin preámbulos y a palo seco. ¡Ni una línea más sobre votar o no votar! Aquí ya todos tenemos la decisión tomada y a ambas posturas asisten razones. Lo que me resulta inaceptable es optar por la inacción ¿Qué nos dejan las pancartas, los lutos o las ausencias, mas allá de un efectismo pasajero y estrictamente mediático? Yo quiero algo contundente. Y lo quiero aun más cuando el sistema bandido del CNE nos ofrece una grieta para herirlo con sus propias armas. Las que él mismo diseñó para arrebatarnos un derecho. La que nos permitirá jo-robarlo (¿no es deliciosa la idea de “robar” al CNE?) con un abstencionismo activo allí donde sea preciso, mas eficiente que la suicida propuesta de quedarse en casa facilitándole al régimen la fechoría.

Está en bandejita. ¿Requisito? Solo uno. Que usted sea peleador además de luchador –que no es lo mismo-y de los que no se desperdicia enumerando hasta el cansancio las vagabunderías del organismo comicial que ya todos conocemos. Digo que sí se puede jo-robar al CNE.

Hay una fórmula para que, sin siquiera utilizar una china, podamos darle un bofetón a ese CNE vasallo del ejecutivo y como él, tirano que nos necesita divididos pero sobre todo, desmovilizados.

Porque lo único que no tolera de nosotros el régimen, es vernos vivos y peleando. ¿acaso no lo demostró nuevamente la marcha al CNE del último sábado?

Perdido en el marasmo de artículos y normas venidas y sobrevenidas para despojar al voto de su verdadero significado, hay uno que ya desde el RR obligaba a revelar el voto nulo, expresión tan válida como el derecho a elegir y con el mismo derecho a ser una expresión secreta. Los que trabajamos las normas lo batallamos a morir y sin éxito...pero hoy, paradoja del destino, se pone a nuestro servicio como boomerang justiciero.

Sin mas preámbulos: ya todos sabemos cómo se vota y el procedimiento ante la máquina ¿correcto?

Vayamos entonces por pasos.

Paso 1: La disposición establece que una vez frente a la máquina usted tiene 3 minutos para hacer su selección, concluidos los cuales, si no ha pulsado el botón “votar”, la máquina emitirá una papeleta que dice:

El TIEMPO DE VOTACIÓN HA EXPIRADO

SOLICITE AYUDA A UN MIEMBRO DE MESA.

Paso 2: Presente esa papeleta a la mesa y sus miembros están en la obligación de concederle los 3 minutos adicionales que otorga la ley.

Paso 3: Colóquese nuevamente frente a la máquina y de nuevo deje ud. transcurrir los 3 minutos sin hacer selección ninguna y sin pulsar el botón “votar”. La máquina le emitirá por segunda vez una papeleta de expiración de tiempo.

Y aquí, justo aquí es donde podemos jo-robar al CNE y ¡ay que gusto!...con la norma que ellos mismos diseñaron. Es casi-casi, poético.

Resulta que la norma bellaca, establece que usted con esa segunda papeleta de expiración de tiempo, regresa a la mesa y se las presenta a los miembros quienes siguiendo la norma establecida y confirmada en el manual de entrenamiento para los miembros de mesa, están en la obligación de estampar el sello “NO VOTÓ” como equivalente de Voto Nulo en el cuaderno electoral revelando de este modo su voto. ¡Su voto nulo! ¿Acaso después de la lista Tascón queda algo por ocultar?

Ese voto nulo no lo pueden alterar, porque quedó consignado como tal en el cuaderno y en la máquina –ambos- y usted tiene prueba de ello porque lo vio con sus propios ojos y además lo depositó en la urna.

No lo pueden cambiar por otra cosa porque nunca lo emitió y así quedó asentado.

Y lo mas delicioso de todo es que tampoco le pueden impedir que lo haga, porque se enteran de ello, cuando ya lo hizo y es irreversible.

La mesa está en la obligación de colocarle el sello “NO VOTO”, valga decir, voto nulo, porque así lo dispone el artículo 35 de la resolución y aparece reconfirmado en el Manual de Miembros de Mesa en las páginas 30 y 31. No olvide memorizar esto: el artículo 35 y las páginas del manual donde está asentado para exigir que lo hagan así.

Es además muy, pero que muy distinto del significado del sello “NO ASISTIÓ” que solo puede ser colocado ¡¡¡u obviado!!! (si la mesa quisiera hacer una triquiñuela sobre la que usted no tendría control), pues ese sello sólo se coloca cuando ya se retiraron todos los electores al cierre de mesa y usted no podría verificar si “sorpresivamente” apareció un elector fantasma que votó en su lugar.

De este sencillo modo usted sí puede asegurarse que en su casilla esté estampado el sello NO VOTO. La única vía para garantizar el voto nulo mediante el cual esta vez es usted quien le roba al CNE la oportunidad de robarle su derecho...o cambiarle la intención. (ver Votos Nulos pag. 37 del manual de miembros de mesa). Algo así como ladrón que roba a ladrón, tiene 100 años de perdón.

Esa segunda papeleta de expiración de tiempo, valga decir, su voto nulo, debe ir además a la urna.

Esa es la única forma de establecer una abstención con sentido y con consecuencias mas allá de la mediática, al dejar expresa y sin posibilidad de alteración, la protesta de los electores.

Hecho esto, entonces sí: saquen las pancartas, reúnanse en una plaza y vestidos de luto convirtamos en fuerza ese voto nulo al que obliga un CNE rapaz e indecente.

Imposible aplicar un criterio absoluto de abstención a los 335 municipios. Imposible y además infructuoso. Cuando se pelea hay que buscar resultados.

En mi casa no encontraré ninguno. No le facilitemos la fechoría al régimen.

Ni una sola idea de las expuestas me ha convencido que este drama se resuelve quedándonos sin hacer nada por aquello de “para que el mundo vea”. Me río amargamente de ese mundo porque es el mismo que vio impávido a Hitler, y al Duce, y a Mao y a Stalin, y a Pinochet y a Fidel y a Milosevic y a Pol-Pot y a Mugabe y solo dio declaraciones diplomáticas desde elegantes podios o por contraste bombardeó o bloqueó ferozmente a sus pueblos ya mas que castigados por sus tiranos. Es el tirano el que merece castigo, no sus pueblos. “Ese mundo” sigue y seguirá ocupado solamente en lo suyo. Como lo estoy yo en lo mío.

Mi problema está aquí y ahora. Mi mundo se llama Venezuela. Mi tirano se llama Chavez y su brazo es el CNE.

Y en Chacao yo sí votaré. Son 91 municipios donde los peleadores y luchadores debemos impedir que la tiranía se haga del poder y lo ejerza para ganarle más centímetros a la revolución devastadora. Por mí no será.

Yo daré mi pelea. Y los que se abstengan, que hagan la suya.

Pero hagan algo que deje huella...o que impida-eficazmente- que otro se apropie de la suya.

Olgak_a@cantv.net

Lo dicho sobre el voto nulo lo encontrarán en el artículo 35 de la Resolución N° 040928-1596 que podrán consultar en el siguiente link (resaltados míos): http://www.cne.gov.ve/documentos/resol_040928_1596.php. Así mismo las páginas 30, 31 y 37 del Manual de Miembros de Mesa.

Artículo 35.- En la Mesa Electoral con sistema automatizado, deberá seguirse el siguiente procedimiento:

1. El elector se dirigirá ante el miembro de la Mesa Electoral a cargo del respectivo cuaderno de votación, entregará su cédula de identidad laminada, vencida o no, y luego de verificada su identidad, estampará su firma y huella dactilar en el cuaderno de votación y se le devolverá la cédula de identidad al elector.

2. El Presidente de la Mesa Electoral preguntará al elector si conoce el procedimiento para votar. En caso que responda afirmativamente, el elector pasará directamente a la máquina de votación. En caso contrario, el Presidente explicará al elector cómo utilizar la máquina de votación. Le advertirá que completará su elección cuando presione el recuadro “VOTAR”. Seguidamente, al ubicarse el elector frente a la máquina el Presidente de la Mesa presionará el botón de desbloqueo y la activará, emitiendo la misma un sonido claramente audible.

3. Desbloqueada la máquina de votación, el elector dispondrá de tres minutos para emitir su voto, en caso de no hacerlo, la máquina se bloqueará y emitirá un timbre claramente audible y generará un comprobante en señal de la expiración del tiempo para votar. El elector se dirigirá a la mesa, entregará el comprobante el cual será depositado en la bolsa de material de desecho, y se dirigirá a la máquina de votación para que en una última oportunidad de tres minutos ejerza su derecho al voto.

4. Cuando el elector se equivoque en la selección, estando dentro del los lapsos de tiempo referidos en el numeral anterior, y siempre y cuando no haya presionado el recuadro “VOTAR”, tendrá la oportunidad de corregir al presionar en la pantalla la selección incorrecta y presionar en la boleta electoral electrónica la nueva opción de su preferencia. El elector no podrá modificar la selección efectuada una vez presionado el recuadro “VOTAR”.

5. En caso que el elector no efectúe selección alguna de los cargos que tiene derecho a elegir, en la máquina aparecerá la expresión “USTED NO HA ELEGIDO NINGÚN CANDIDATO” y dos recuadros “CONFIRMAR” y “CORREGIR”. Si el elector oprime el recuadro “CONFIRMAR”, el voto del elector será registrado como nulo, para todos los cargos. Si el elector oprime el recuadro “CORREGIR”, la pantalla de la máquina quedará nuevamente habilitada para seleccionar los candidatos, hecho lo cual el elector deberá oprimir el recuadro “VOTAR”, para ejercer su derecho.

6. Si el elector está conforme con su selección, pulsará en la pantalla de la máquina el recuadro “VOTAR”. La máquina imprimirá un comprobante de voto, el cual deberá ser obligatoriamente depositado por el elector en la caja de resguardo, a los fines de preservar el secreto del voto y para la realización de auditorías que a tal efecto acuerde el Consejo Nacional Electoral.

7. Transcurrido el tiempo previsto en el numeral 3 del presente artículo sin que el elector presionara el recuadro “VOTAR”, la máquina de votación se bloqueará sin registrar voto alguno. El elector se retirará y el miembro de la Mesa colocará en la casilla correspondiente del renglón del sello del cuaderno de votación, el sello “NO VOTO”. Igual consecuencia acarreará el hecho de que en el mismo tiempo el elector oprima varias opciones sin marcar el recuadro “VOTAR”.

8. Concluida la votación y depositado en la caja de resguardo el comprobante del voto, el elector se dirigirá a uno de los miembros de mesa a fin de que le sea impregnado con un colorante indeleble la última falange del meñique de la mano derecha, o en su defecto, el de la izquierda, en señal de haber ejercido su derecho. Seguidamente, los miembros de mesa colocarán el sello “VOTO” o “NO VOTO”, según sea el caso.

PD: por otra parte ¿no sería exquisito que Rangel, Bernal y Barreto-entre otros- se encontraran entrampados con varios concejales nuestros jo-robándoles la no-gestión?. Si no fuera porque esta es una publicación seria, me provocaría ponerles una carita pícara regodeándome con la imagen de los susodichos lidiando con concejales opositores bien plantados. ¿se imaginan?...



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder