placeholder
header

home | Archive | analysis | videos | data | weblog

placeholder
news in other languages:
placeholder
Editorials in English
fr
Editorials in Spanish
esp
Editorials in Italian
ita
Editorials in German
de

placeholder

Denuncian que rebeldes entrenaron en Venezuela

Steven Dudley | The Miami Herald

Posted on Sun, Oct. 23, 2005 | QUITO | Un informe militar de la inteligencia ecuatoriana afirma que las fuerzas izquierdistas de Ecuador y de otros siete países latinoamericanos recibieron este año entrenamiento en guerra de guerrillas en Venezuela por parte de seguidores del presidente Hugo Chávez.

Aunque el documento no vincula a Chávez personalmente con el entrenamiento en explosivos, armas y tácticas de guerrilla urbana, sí señala que parte de dicho entrenamiento se realizó en dos bases militares de Caracas, una utilizada por las reservas del ejército y la otra donde se halla la sede del Ministerio de Defensa.

Sin embargo, el informe indica que los seguidores del presidente venezolano, ''bajo el apoyo encubierto del gobierno del presidente Hugo Chávez... han fortalecido a los incipientes movimientos subversivos''. En varias ocasiones el Herald trató de conocer la reacción del vicepresidente venezolano José Vicente Rangel, quien con mucha frecuencia habla a nombre del gobierno, y del general Julio Quintero Viloria, jefe de las reservas. Ninguno de los dos respondió las llamadas que se les hicieron.

Sin embargo, después de que a principios de este mes el periódico ecuatoriano El Comercio dio a conocer la historia, la embajada venezolana emitió una declaración en la que niega los argumentos y en la que afirma que Chávez ''está en contra de todos los grupos u organizaciones que defienden el uso de la violencia''. El propio Chávez negó las acusaciones del diario quiteño, argumentando que se trata de una nueva maniobra de la campaña del gobierno norteamericano contra su figura.

Si se demuestra que las acusaciones son ciertas, no harían más que aumentar una serie de quejas de Estados Unidos de que el proclamado gobierno socialista y revolucionario de Chávez se ha convertido en un factor desestabilizador en toda América Latina.

En su información, El Comercio menciona ampliamente documentos de inteligencia militar, pero aporta pocos detalles acerca de la presunta conexión con Venezuela. Por su parte, el Herald obtuvo una copia de un informe de inteligencia que se concentra principalmente en los vínculos con Venezuela.

La importante afirmación del informe del entrenamiento en tácticas de guerrilla no ha podido ser verificado de forma independiente por el Herald, pero un importante funcionario civil del gobierno con acceso a información de inteligencia, verificó en efecto la existencia del documento y describió su contenido como ''algo innegable''. Varios miembros del personal militar destacados aquí también comentaron al Herald que el informe era el trabajo de su agencia.

Se cree que los oficiales estadounidenses de inteligencia conocen el informe y piensan que las acusaciones contenidas en éste son ciertas.

Las agencias de inteligencia de Ecuador se consideran relativamente confiables, toda vez que han recibido entrenamiento por parte de EEUU e Israel durante una exitosa campaña a finales de los años 80 para enfrentarse y acabar con un brote de guerrillas de izquierda, según un consultor de seguridad norteamericano que pidió mantenerse en anonimato.

En la información del 2 de octubre aparecida en El Comercio se cita a un portavoz del hasta ahora desconocido Ejército de Liberación Alfarista (ELA), un grupo izquierdista ilegal, quien expresa que sus miembros han viajado realmente a Venezuela. Cuando se le preguntó por el entrenamiento militar, el portavoz respondió: ''En nuestros contactos, hay intercambios de experiencia, de métodos y de mecanismos. Y uno pasa a través de ese tipo de experiencias''. Pero en una entrevista posterior dada al mismo diario, el portavoz --del que sólo se sabe su nombre de guerra: Sebastián Sánchez--, negó que hubiera dicho nada de lo que se mencionó. ''Nunca hemos recibido apoyo logístico ni financiero por parte del gobierno de Chávez'', manifestó, no descartando, sin embargo, el apoyo de los seguidores de Chávez. El Herald no pudo localizarlo ni tampoco a otros miembros del ELA para que comentaran al respecto.

Aunque el informe no implica personalmente a Chávez en el entrenamiento de las guerrillas, sí argumenta que su ideología de izquierda permite a grupos latinoamericanos ir a Venezuela y ''aprovechar el espacio y las instalaciones que el gobierno ... brinda''. ''El Movimiento Venezolano Bolivariano'', agrega el informe, ``está afianzando su proceso de consolidación en Latinoamérica, aprovechando el repunte de los movimientos y partidos políticos de izquierda; para lo cual, partiendo de las bases (militancia) de estas estructuras sociales, busca organizar fuerzas políticas paramilitares que alcancen el poder en cada una de sus naciones''.

El gobierno del presidente ecuatoriano Alfredo Palacios le ha restado importancia a los artículos de El Comercio. Chávez se ha ofrecido para comprar bonos ecuatorianos, suministrarle petróleo al país y construir allí una refinería, y la filtración del informe de inteligencia podría indicar cierta oposición a las relaciones con Chávez.

Pero es un relato detallado de subversión, que describe un curso de entrenamiento de cuatro semanas en Venezuela para 20 individuos no identificados, tres del ELA y otros 17 de Perú, Bolivia, Chile, Argentina, República Dominicana, Colombia y Venezuela.

El informe señala que el entrenamiento comenzó el 16 de abril en el batallón militar de reserva de Queseras del Medio, en el barrio caraqueño 23 de Enero. En ese barrio existe un batallón de reserva con ese nombre.

Se identifica a los entrenadores iniciales como un sargento mayor del ejército y Juan Contreras, el principal dirigente del chavista Coordinadora Simon Bolívar. No se pudo contactar al sargento, pero el Herald habló con el notorio Contreras.

''El entrenamiento descrito nunca ha tenido lugar, y no conozco a nadie de ese movimiento [ELA]'', precisó. ``Que yo sepa, aquí nadie está haciendo nada de eso, me parece una locura. Nosotros [la Coordinadora] participamos en actividades públicas, entre ellas entrenamiento con las reservas, pero nada más que eso''.

El informe de inteligencia de Ecuador indica que los ecuatorianos entrenados, juntamente con las milicias chavistas venezolanas, también han hecho prácticas de tiro en el Fuerte Tiuna, una amplia base en Caracas donde radican el Ministerio de Defensa y unidades militares importantes.

El informe añade que un miembro de la ETA, la violenta organización separatista vasca, dio entrenamiento sobre armas de fuego, sin especificar si éste tuvo lugar en Fuerte Tiuna. Se sabe que varios miembros de ETA viven en Caracas bajo un acuerdo de asilo entre previos gobiernos españoles y venezolanos.

El informe señala que el 24 de abril Contreras les vendó los ojos a los tres miembros del ELA, los subió a un auto y los llevó a un sector rural no identificado en el estado occidental de Táchira, donde los otros 17 delegados de organizaciones subversivas se habían reunido para entrenarse.

Allí, cuatro miembros del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), un grupo izquierdista de guerrillas urbanas, los entrenó en tácticas de seguridad, reclutamiento, recopilación de inteligencia, tácticas de guerrilla urbana y uso de armas, según el informe. La lista de posibles objetivos discutidos incluyen bases militares y embajadas estadounidenses además de refinerías, torres eléctricas y bancos.

El informe añade que los miembros del MRTA también pasaron vídeos de instrucción que muestran ataques de Al Qaeda contra bases militares no identificadas, embajadas y aviones, y que les dieron lecciones adicionales después de los nuevos entrenados.

El informe indica que el 8 de mayo un individuo que se identificó solamente con el nombre de guerra de 'Antonio' empezó a dar instrucciones al grupo sobre explosivos. Y al día siguiente los estudiantes practicaron con dinamita y TNT y aprendieron a hacer granadas de mano con tubos de metal.

Algunos miembros del MRTA y el ELA se reunieron después del curso y hablaron de efectuar un secuestro juntos en Ecuador, según el informe, presumiblemente para adquirir fondos exigiendo rescate. No se sabe si los dos grupos en realidad realizaron alguna acción conjunta.

El informe concluye diciendo que las fuerzas armadas de Ecuador deben enfocar toda su atención en frustrar esta supuestamente incipiente insurgencia regional.



send this article to a friend >>
placeholder
Loading


Keep Vcrisis Online






top | printer friendly version | contact the webmaster J.B. | disclaimer
placeholder
placeholder